Transformamos conversaciones en comunicación efectiva

Es importante que cada organización encuentre la medida justa de comunicación. Demasiada comunicación genera desinterés, poca confianza y suposiciones. La falta de información, por otra parte, da lugar a la imaginación.

Para encontrar ese equilibrio necesitamos un proceso interno que permita escuchar a la organización.

La comunicación interna en los equipos de trabajo

La comunicación es el punto de convergencia de las personas, el vértice donde conectamos y se establece la relación, el intercambio de palabras, conocimientos, gestos, culturas y hábitos.

Si la convergencia es óptima, hay entendimiento y prospera la relación; cuando no conseguimos conectar, sin embargo, no sintonizamos canales, no se da la comunicación y no hay relación entre personas. Hay, por el contrario, experiencias frustrantes donde el intercambio no solo no es fructífero, sino que además desencadena una lucha de egos, que llamaremos conflicto.

Como si fuera una señal de tráfico, a la comunicación hay que prestarle atención para que todo funcione bien en una organización.

Resultados de una mejora en la comunicación en un equipo

Equipos más conectados
Optimización de las relaciones internas en la empresa
Mejor entendimiento de las necesidades
Incremento del sentimiento de pertenecer a la organización
Mejora del clima laboral
Incremento de la eficiencia de liderazgo
Facilidad en implementación de cambios organizacionales
Mejora de la predisposición del equipo

¿Qué, cómo y por qué?

Para que la organización funcione de la manera más productiva y óptima posible, es necesario que no solo los equipos se entiendan y comuniquen de la forma más eficiente, sino que también deberán poder hacerlo con el resto de equipos con los que interactúan.

Creemos en el trabajo de comunicación holístico en las empresas, por lo que apostamos por realizar trainings en diferentes equipos o departamentos para que finalmente toda la organización hable el mismo idioma y utilice el mismo código mimético y jerga, con el fin de conectar y entenderse más allá de las palabras y la comunicación escrita (procesos, memorandums, intranet, etc.). De esta manera se evitan conflictos por falta de comunicación y se llega a un entendimiento en la comunicación interna, y consecuentemente, se consiguen más logros.

Desde MoiAcció lo llamamos “Open the windows”,  que lo traducimos en acciones para  abrir canales de comunicación que sean honestos, claros, fáciles, directos y sin intermediarios. Salimos así de los buzones  de sugerencias anónimos. Para ello, es importante que las personas crezcan, maduren, y que su rol competencial evolucione junto con sus habilidades relacionales. Por lo tanto, una mejora en la comunicación interna se traduce en la madurez de los miembros del equipo.

Se produce un crecimiento en la Inteligencia Relacional Sistémica (I.R.S.) del grupo: aprendamos a que todo, absolutamente todo, se puede hablar con el canal sintonizado.

Las habilidades interrelacionales imprescindibles para la comunicación exitosa que vamos a trabajar para conseguir conectar con el grupo son la empatía, la humildad del conocimiento y su traslado a los demás, la claridad mental, el entusiasmo, la convicción, la puesta en escena y la elecciones de la información. Y, en función de la situación y cultura de la organización, hablaremos del contexto.

Si en tu empresa se evidencian estas situaciones, hay un problema en la comunicación del equipo:

  • Las personas no se entienden, por más que hablen.
  • Hay poca asistencia a reuniones informativas.
  • “Veo que me oye, aunque siento que no me escucha.”
  • No existe interacción (preguntas) en las reuniones de equipo.
  • Es difícil ponerse de acuerdo en decisiones, y eso lleva a pérdidas de tiempo.
  • No se utilizan los medios oficiales de comunicación de la empresa

La comunicación es la herramienta de socialización. Un elevado porcentaje de los problemas que encontramos en las organizaciones tienen su origen en la comunicación. Nuestra relación con los demás depende de ella, y no siempre le prestamos la atención que merece.

 

💡 Un método para evaluar el grado y la calidad de la comunicación interna de tu empresa es hacer a un grupo variado (de diferentes posiciones y departamentos) una misma pregunta. Contempla el grado de dispersión o concreción de la respuesta en función del conocimiento de esta.

Change Moment

¡Algo está a punto de cambiar en tu empresa! ¿Empezamos?