Transformamos jefes en excelentes líderes

Nacemos con las herramientas para convertirnos en buenos líderes, pero lo más importante que podemos hacer es tomar conciencia (awareness) de todo ese equipamiento, para desarrollarlo y confiar en su puesta en marcha y funcionamiento.

Cada persona lo hace con su propio estilo, combinando sus conocimientos instrumentales (propios de su profesión) con su habilidad relacional y de liderazgo.

 

Para qué es importante el buen liderazgo empresarial

El liderazgo es una conducta natural de toda persona que se conoce a sí misma y aprende, modela e interioriza los recursos internos que utilizamos para regir nuestra vida personal, social, laboral, espiritual, etc.

Como líderes, dirigimos nuestras acciones y la de nuestros equipos hacia un fin, unos objetivos individuales y/o comunes.

Resultados de una mejora en el liderazgo empresarial

Confianza en las decisiones propias.
Confianza en los demás.
Confianza del equipo en el líder.
Predisposición a escuchar y estar abiertos a la información.
Incremento de la aportación de valor de los equipos.
Incremento de oportunidades de mejora y crecimiento.
Mejor gestión en la adversidad e incertidumbre.

¿Qué, cómo y por qué?

Capacidad relacional para gestionar personas y equipos, proximidad, habilidad para generar conexiones, captar y retener talento; escucha activa y empática para saber qué ocurre en el equipo, responsabilidad para dar respuestas y anticiparse a los conflictos, capacidad para tomar decisiones y llevarlas a cabo con acciones que permitan evolucionar al equipo más allá de los propios retos. Son necesarias también una gestión del tiempo óptima y una comunicación abierta y efectiva, lo que en MoiAcció llamamos la “Visión 3D”: Discurrir, Discrepar y Diversificar.

Hay tantos y tan distintos, influidos por la filosofía académica y del sector, el contexto cultural y económico y las creencias preestablecidas. Todos ellos son aceptables y están presentes en el día a día.. Potenciar el liderazgo natural de cada persona es lo que proponemos desde MoiAcció: seguir tu decisión a favor de tu naturaleza y no en contra de ella. Solo así te convertirás en un líder y conseguirás tu reto, tu meta, tu éxito, tu propósito como persona y como líder de cualquier grupo al que estés perteneciendo.

Se trata de trabajar tu propio modelo de liderazgo: el que te nace, en el que crees, en el que te sientes cómodo, el que te funciona. Te ayudamos a conectar con el entorno y a adaptar y actualizar tus herramientas.

Si en tu empresa se evidencian estas situaciones, hay un problema en el liderazgo:

  • Suele haber muchas direcciones a seguir.
  • Existe una carencia de coherencia entre lo que se dice y lo que se acaba haciendo.
  • Los valores de la empresa no los conoce nadie.
  • Se reconocen liderazgos “no oficiales”.
  • No existe una estrategia clara o no está difundida
  • Se detecta una dificultad al abrir perspectiva ante una problemática.
  • Hay una carencia de autenticidad al marcar el paso a seguir.

 

Puedes saber si liderazgo es exitoso haciendo preguntas al equipo como: 

  • ¿Quién crees que de verdad dirige la empresa?
  • ¿En quién confías para que esta empresa siga adelante?
  • ¿Admiras a alguien de la empresa donde trabajas?

Conseguimos que la persona dé significado a la posición que ocupa y no al revés. Cada persona crea su propio rol; no es el rol el que condiciona la actuación de la persona. La inteligencia instrumental es el conocimiento de los aspectos técnicos de una empresa, organización o lugar de trabajo, es la inteligencia relacionada con el cargo laboral. Por otra parte, la inteligencia relacional es el conocimiento de las personas y sus relaciones en el entorno profesional, la cual es esencial para desempeñar un buen trabajo como líder.

¡Algo está a punto de cambiar en tu empresa! ¿Empezamos?