¿Cómo lo hacemos?

Equipos productivos =
Empresas rentables

Creemos firmemente que las personas infelices no son capaces de dar resultados excelentes de forma sostenible. Por ese motivo, ponemos el foco en la persona como motor de cambio, y en su talento, potencial y desarrollo como principal fuente de éxito de las organizaciones.
Las personas forman equipos, y los equipos son los que dan resultados a las empresas.

Somos expertos en transformar organizaciones en empresas altamente productivas, con personas altamente satisfechas, a través del desarrollo de las soft skills de las personas y los equipos dentro de la empresa. Ayudamos a descubrir nuevas soluciones desde una perspectiva diferente, mediante un aprendizaje holístico consciente.

La finalidad es que, una vez terminemos los trainings, los equipos cuenten con las herramientas necesarias para alcanzar sus objetivos.

¿Cómo conseguimos empresas y equipos rentables y productivos?

Conocemos la empresa, escuchamos y entendemos sus necesidades y establecemos objetivos a alcanzar.

Conocemos a las personas que trabajan en la organización, los equipos y sus relaciones para entender de qué base parte el problema a solucionar.

Diseñamos planes de acción a medida, teniendo en cuenta los objetivos, cultura organizacional, valores y, sobre todo, las personas que trabajan en la empresa.

Ponemos en práctica las acciones diseñadas para cada equipo y medimos los resultados obtenidos, contrastándolos con los objetivos iniciales. Realizamos un feedback personalizado para cada participante.

Los trainings los diseñamos combinando herramientas:

El coaching es un método que permite moverte cuando te encuentras atascado, lleno de dudas o ante un nuevo reto y necesitas hacerlo de manera ágil y eficiente; notar que en tu vida hay cambio, hay movimiento, hay posibilidades.

El coaching es hacer las preguntas adecuadas para encontrar tus respuestas concretas, inteligentes y resolutivas.

El coaching ejecutivo te ayuda a preparar las reuniones, poniendo el foco en los objetivos,  las personas y la relación con el grupo, haciendo una toma de conciencia de lo que se quiere potenciar y/o mejorar.

De la teoría de las inteligencias múltiples de Howard Gardner, las inteligencias intrapersonal e interpersonal constituyen el pilar de la inteligencia emocional, que se define como aquella que hace madurar a la persona y su entorno a través de la interacción social. Es decir, que el crecimiento de la persona está en la madurez de su comportamiento emocional.

Desde el comportamiento emocional se define la conducta de la persona. Por ello  trabajamos la base emocional como centro de decisión y actuación de la persona hacia ella y hacia el equipo.

 

La decisión es fruto de un 90% emocional y un 10% racional. Por ello creemos importante ayudar a fomentar este tipo de inteligencia en las personas con las que que trabajamos. Todos nuestros trainings llevan el sello de nuestra inteligencia emocional: empatía, motivación, regulación y estima hacia la persona. Buscamos sacar el máximo potencial de cada persona: lo imposible lo hacemos posible a través del cambio en la generación química de la persona (emoción), y con ello ayudamos a transformar a la persona, al equipo y a la organización.

 

Hacer una conducción inteligente de nuestra emoción es aprender a ordenar los pensamientos y sentimientos que no sabemos manejar.

Usamos el juego como revelador de nuestras conductas más primarias, tanto a nivel individual como grupal. A partir del momento de diversión o reto que nos aporta el juego, conseguimos un doble efecto: por un lado naturalizamos conductas que son cotidianas y, por otro lado, nos abrimos al feedback y al cambio.

Las experiencias y aprendizajes divertidos facilitan el cambio.Los aprendizajes que neurológicamente asociamos a un estado de diversión se consolidan en nuestro cerebro de una manera más sólida, y tienen un impacto positivo en nuestros “cambios de paradigma”. La conducta inconsciente del juego es la primera interacción social que desarrollamos para sociabilizarnos, y que reproducimos de manera habitual a lo largo de nuestras experiencias.Con la praxiologia motriz descubrimos áreas de mejora para el funcionamiento del grupo. Es el propio grupo, cuando se da cuenta de ello, el que propone las acciones que van a acercarlos a su propia excelencia.

El uso del lenguaje adecuado es uno de los puntos clave de relación con nuestros clientes. La PNL nos permite encontrar la mejor fórmula de aproximación, comprensión y transformación de las personas y organizaciones hacia la dirección deseada.

A menudo el lenguaje lógico no coincide con el neurológico, y esta es una de las dificultades que tenemos la responsabilidad de afrontar desde MoiAcció. Ayudamos a nuestros clientes en este proceso de acercamiento entre el estado actual y los objetivos.

 

El conocimiento sobre cómo se estructura el pensamiento nos resulta una herramienta facilitadora en nuestros trainings. Por una parte, para comprender y conectar las necesidades del cliente y, por otra parte, para ayudarle a desarrollar las estructuras mentales necesarias que contribuyen de forma determinante a facilitar ese proceso de consecución de objetivos. Lo hacemos transformando paradigmas limitantes en estructuras flexibles y adaptables.Nuestra neurología es muy sabia y enseguida reconoce e incorpora todo aquello que le resulta útil y le funciona.

La práctica del mindfulness ayuda a adquirir una mayor capacidad de concentración, que implica mayor serenidad y capacidad de comprensión, mediante diversas técnicas corporales, mentales, de respiración y meditación.

Lo más importante para conseguir una empresa saludable es disminuir la accidentalidad y las enfermedades profesionales, además de reducir el estrés laboral y ayudar a conservar la energía al salir del trabajo. Esto fomenta equipos sanos, motivados y satisfechos de pertenecer a una empresa.

Con el mindfulness, en nuestros trainings, conseguimos más y mejor atención, distensión y estado de ánimo, mayor capacidad de decisión y adaptación al cambio, y una mejora en el ambiente laboral y en las herramientas individuales de los miembros del equipo.

La psicología es la ciencia basada en la experiencia, ya que a través de la filosofía y la fisiología se observan  correlaciones que nos permiten entender nuestra conducta y buscar patrones que ayudan a configurar teorías. Estas nos permiten entender las relaciones desde la base funcional (fisiología) y la base social (filosofía).

La psicología que permite múltiples aplicaciones y teorías nos aporta la base de la pirámide para ir incorporando, actualizando y reprogramando los conocimientos según las situaciones e interacciones actuales. Cambia el mundo (entorno) y la persona, para adaptarse, cambia conductas, pensamientos y emociones para dar respuesta a la situación actual.

 

En nuestros trainings, desarrollamos aprendizajes de la psicología cognitiva-conductual al coaching, de la psicología social a la inteligencia emocional, de la fisiología del cerebro a la neuropsicología, de la metodología observacional a la praxiología motriz y de la psicometría a la evaluación.

El WU WEI es un concepto creado desde la corriente taoísta que prioriza el principio del flow del hacer. Traducimos WU WEI en una manera de hacer las cosas sin forzar y dejando que sucedan, que se conecten a su ritmo. Es una metodología de descompresión de nuestro cerebro para que el pensamiento esté en su estado natural de divagación. Consiste en ideas que nos llevarán a crear, buscar soluciones, discurrir, ampliar perspectivas, disfrutar del momento, encontrar satisfacción en la tarea y ser más resilientes y comprensivos con nosotros mismos y nuestro entorno. El WU WEI nos induce a un minimalismo vital, donde el cambio es natural y se produce de manera fluida y cotidiana.

 

¿Para qué utilizamos el WU WEI en nuestros trainings?

De esta corriente y sus aprendizajes hemos escogido elementos de la no acción precisamente para accionar procesos menos estresantes y de mayor satisfacción personal. En nuestros trainings fomentamos la corriente WU WEI a través de aprender a despreocuparse, coger perspectiva y oxigenar nuestro cerebro; fluir y trabajar desde un estado de calma, transformar los problemas en soluciones y escuchar el silencio.

La metodología de MoiAcció

Si una imagen vale más que mil palabras, una experiencia vale más que mil imágenes.

La experiencia es la forma de aprendizaje más poderosa que tiene la persona: nos resulta infinitamente más útil hacer algo que hablar de ello. La acción genera aprendizaje, ya que contribuye a crear un nuevo esquema mental para la práctica cotidiana.

A través del juego y las actividades psicomotrices, despertamos la conducta inconsciente (praxiología motriz), y desde ella desactivamos el rol mental preestablecido con el que llega cada persona a los entrenamientos. De esta manera, logramos trabajar con los pensamientos, emociones y conocimientos de las personas que forman parte del grupo.

Traspasamos el conocimiento teórico para ir de forma directa a la parte útil y práctica, la esencia del desarrollo humano.

Los conocimientos que adquirirás son totalmente prácticos y se basan en la experiencia con otras personas. Como resultado, se busca conseguir reacciones totalmente distintas a las que solíamos tener frente a situaciones complicadas, para solucionar todos los problemas que puedan plantearse en tu vida y alcanzar el éxito personal y profesional.

¿Por qué elegir MoiAcció?

“Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo.” Einstein

Más del 85% de nuestros clientes repiten en todos sus departamentos

Creemos en el trabajo holístico para lograr resultados globales

Trabajamos soluciones a medida que integren a toda la organización

¿Qué nos diferencia del resto?

Aprendemos haciendo, moviéndonos. No incorporamos los aprendizajes de la misma manera si los vivimos que si los leemos o escuchamos. Nuestra metodología propia de trabajo, la escucha activa, nuestras propuestas a medida, el factor sorpresa, la confianza que generamos en los equipos y los resultados medibles alcanzados nos hacen únicos en lo que hacemos.

No tenemos un catálogo de programas, hacemos un diagnóstico de la empresa para poder diseñar el training ideal, adaptado a las necesidades del equipo y la organización. Cada proyecto contempla personas, equipos, valores, cultura y conflictos diferentes, por lo que cada vez diseñamos un plan único para dar solución a cada empresa. 

Nuestros clientes llegan a nosotros cuando ya han probado todos los métodos tradicionales y nada les funciona. Nos dicen que hacemos fácil lo imposible y nos reconocen por el factor sorpresa de nuestros entrenamientos. No existen 2 entrenamientos iguales. Esto supone un reto constante para los equipos, lo que alimenta la motivación de logro.

Proponemos sesiones lúdicas y de alto impacto, de las que los participantes extraen aprendizajes, resultados y compromisos de acción para su propia evolución. Los diferentes equipos encuentran una nueva forma de conectarse, comunicarse, entenderse, colaborar y trabajar más efectiva y productivamente.

Éstas determinan las soluciones que proponemos en función de las necesidades específicas de cada cliente. Se componen de alegría, democracia, respeto, conciencia, colaboración y compromiso, además de los valores específicos de cada organización.

Las empresas, como las personas, son completas, creativas y llenas de recursos. Somos flexibles, y nuestras soluciones son diseñadas junto con el equipo, por lo que el aprendizaje, el desarrollo personal y la creatividad queda en el equipo una vez terminamos los entrenamientos.

Las herramientas o actividades que proponemos están al servicio de la solución que buscamos alcanzar. En este contexto, nuestro valor agregado está en el feedback individual y grupal que damos a los participantes para que puedan desarrollar su talento y habilidades para alcanzar resultados extraordinarios.

Nos adaptamos a la necesidad del training utilizando espacios rurales y al aire libre siempre que podemos. El espacio nos acompaña pero nunca protagoniza. Nos esforzamos por que todo el mundo se sienta cómodo.

Nuestras formaciones a medida para empresas son 100% bonificables por la Fundación Tripartita.